Historia de los Enanos de Forjaz

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Historia de los Enanos de Forjaz

Mensaje  ShadowMiten el Mar Ago 09, 2011 10:16 am

Ante todo, los enanos de Ironforge (Forjaz) son grandes luchadores, éso quiero dejarlo claro.

En el pasado, los enanos fueron una raza que recelaba salir de la seguridad que le proporcionaban las montañas donde habían excavado sus fortalezas. Sin embargo, cuando los tambores de guerra sonaban eran los primeros en tender la mano a sus amigos y aliados poniendo a su servicio el coraje y el valor que los caracterizan.


Los enanos provienen de los terráneos, una raza de criaturas humanoides de piedra viviente. Los terráneos fueron una de las razas creadas por los titanes para que siguieran dando forma al mundo de Azeroth después de que ellos lo abandonaran. Como creaciones de los titanes vanir (probablemente obra de Khaz'goroth), la tarea de los terráneos consistía en dar forma a la tierra y sus profundidades. Sin embargo las cosas cambiaron pronto cuando fueron afectados por la maldición de la carne creada por los Dioses Antiguos que provocaron en ellos una serie de mutuaciones que acabaron transformándolos en troggs. Debido a la reducida capacidad cognitiva de los troggs y a otros aspectos como el canibalismo que no agradaron mucho a los titanes, fueron encerrados bajo poderosos sellos.
Al ser los terráneos susceptibles de contraer la maldición de la carne, los titanes decidieron modificarlos antes que volver a crearlos de nuevo. Estas modificaciones podrían llamarse una 'versión 2.0' de los terráneos originales que al ser afectados por la maldición ya no se transformaban en troggs sino en enanos. La mutación hacía que sus cuerpos de piedra se tornaran en carne débil, manteniendo toda su mentalidad e ideología así como su empatía y habilidades cognitivas. Los titanes consideraron aceptable el resultado final y admitieron su presencia mientras continuaban con su tarea.


Los enanos descienden de los terráneos, unas criaturas creadas por los titanes
Cuando tras la Guerra de los Ancestros implosionó el Pozo de la Eternidad, causando el Gran Cataclismo, los terráneos sufrieron las consecuencias y resultaron gravemente afectados sintiendo el dolor de la tierra como si fuera propio. Se retiraron a sus lugares de origen, las ciudades construidas por los titanes - Uldum, Uldaman y Ulduar — e hibernaron aproximadamente ochocientos años. Cuando despertaron, descubrieron que sus poderes sobre la piedra y la roca habían disminuido considerablemente y su dura piel se había transformado en una blanda capa de carne. Aquellos que despertaron en Uldaman, migraron a las montañas nevadas de Dun Morogh y fundaron la ciudad de Ironforge.
Esta transformación tuvo ciertos factores que provocaron diferentes clases de enanos. En algunos casos estas diferencias influyeron sobre sus formas de vivir y de pensar que a menudo incluian la creencia de que ellos mismos eran una evolución de los terráneos. Algunos enanos, como los que vivían en Ironforge, habían sufrido una transformación más completa (con la excepción de algunas habilidades como la Piel de piedra), convirtiéndose en criaturas de pura carne. Otros enanos como los Frostborn, experimentaron una semi-evolución manteniendo rasgos de los terráneos y de criaturas de carne.

Sin embargo no todos los terráneos fueron afectados por la maldición de la carne. Algunas de las versiones 2.0 permanecieron inmunes en Uldaman y en Northrend. La presencia de los titanes por todo el mundo, especialmente los Reinos del Este y Northrend ha hecho que exista una gran presencia de enanos en estos lugares. No obstante, sucesos posteriores hicieron que los terráneos originales se ramificaran en diversas razas y clanes con características propias.


Las interacciones con otras razas por parte de los enanos y sus progenitores, los terráneos se basaron en miembros de la Alianza. Durante la Guerra de los Ancestros, los enanos tomaron la iniciativa en la lucha contra los demonios invasores mientras que algunos terráneos también participaron. Aunque la Alianza no estaba constituida durante esta época, este evento fue probablemente el primer encuentro que tuvieron enanos y terráneos con humanos y dragones. El nombre de 'alianza' probablemente se refiera a la reunión de varios líderes raciales que se unieron para combatir al enemigo si bien algunos de los líderes como Rhonin provenían del futuro.
Como se ha dicho anteriormente, los ahora enanos de carne jugaron un papel más importante en la Alianza que el que hasta entonces habían tenido. Mientras que los enanos de Northrend permanecieron inactivos y nunca se aventuraron más allá de Ulduar, los enanos que despertaron en Uldaman, han viajado alrededor del mundo e interactuado con muchas otras razas. El encuentro con los humanos fue seguramente el más importante y tuvo lugar hace aproximadamente 1800 años antes de la Primera Guerra cuando los Altos Elfos, y los humanos ya eran aliados. Las relaciones entre enanos y humanos se incrementaron y pronto ambas razas se convirtieron en aliados. Los humanos enseñaron a los enanos a hablar y escribir en común y los caminos de la Luz Sagrada. Por su parte, los enanos usaron sus conocimientos para forjar poderosas armas para los humanos (como la Ashbringer). Aparentemente el nombre de 'enano' proviene de los humanos aunque los elfos nocturnos ya lo habían usado en alguna ocasión con una connotación despectiva durante la Guerra de los Ancestros. Uno de los pocos humanos contrario a la unión de su raza con la de los enanos fue Lord Garithos quien consideraba idiota a todo aquel que no fuera humano.

Hace 200 años, los enanos conocieron a los gnomos con quienes compartían no solo una baja estatura sino el amor por la tecnología y la creatividad. En algunas ocasiones como en la Alianza de Lordaeron, gnomos y enanos eran tratados como si pertenecieran a una misma facción. Ambas ayudaron a construir dispositivos y armas para la Alianza proveyendo a las primeras líneas de artillería pesada y explosivos. Uno de las pruebas más importantes de la amistad entre enanos y gnomos fue la construcción de Gnomeregan en la que ambas razas trabajaron juntas. Cuando esta fue invadida tras la Tercera Guerra por los troggs, los refugiados gnomos se trasladaron a Ironforge donde planean un contraataque desde Tinker Town.

Tras la Guerra de los Tres Martillos los enanos de Ironfore se dividieron en varios clanes. Al estallar la Segunda Guerra los humanos solicitaron la ayuda de varias razas para luchar contra los orcos que había atravesado el Portal Oscuro e invadido Azeroth. Los enanos junto a los gnomos y los altos elfos al ver peligrar su territorio se unieron a la lucha. Los líderes políticos humanos como el Rey Terenas y Anduin Lothar unieron a los enanos de los clanes de Ironforge y Wildhammer, gnomos, altos elfos y los propios humanos en la Alianza de Lordaeron que derrotó a la Horda y que fue la semilla para la Alianza que se conoce hoy en día. Aunque la organización haya cambiado mucho desde entonces con la marcha de algunos miembros como los altos elfos (hoy elfos de sangre pertenecientes a la Horda) y la incorporación de los draenei y los elfos nocturnos, los enanos siembre han permanecido como uno de los pilares de la Alianza a la que nunca han abandonado y de la que forman parte desde su fundación.


Los enanos de Ironforge fundaron el Clan Ironforge original que gobernó sobre los demás clanes hasta que fue dividido en tres facciones: los Bronzebeard que controlaban la ciudad, los Wildhammer que controlaban las colinas y las montañas adyacentes y los Dark Iron que vivian al abrigo de la oscuridad de las profundidad de la montaña. Cuando el Rey de todos los enanos, Modimus Anvilmar, murió, se desató la violencia entre las tres facciones que desembocó en una guerra civil de la que resultaron victoriosos los Bronzebeard que se quedaron en Dun Morogh mientras que los Wildhammer se establecieron en Grim Batol y los Dark Iron acabaron en Redridge Mountains fundando la ciudad de Thaurissan en honor a su líder.
Los Dark Iron, resentidos aún con la derrota, atacaron a los dos clanes enanos restantes a la vez para evitar que se ayudaran mutuamente y unieran fuerzas. Thaurissan lideró el ejército que marchó hacia Ironforge donde fue finalmente derrotado mientras que su mujer, Modgud, invadió Grim Batol usando su magia para atravesar las puertas y sitiar a los Wildhammer. Khardros Wildhammer, gobernante de la fortaleza de Grim Batol, consiguió derrotar a la oscura reina y consiguió la victoria para su clan.

Los enanos de Ironforge prepararon entonces una ofensiva para destruir la capital de los Dark Iron pero los enanos oscuros invocaron accidentalmente a Ragnaros, el señor del fuego que destruyó Redridge Mountains y esclavizó a los Dark Iron. Viendo el terror que se había desatado, los Bronzebeard dieron marcha atrás de vuelta hacia Ironforge. Para los Wildhammer también llegó la hora de moverse, ya que la magia de Modgud había envenenado su tierra haciéndola inhabitable por lo que decidieron emigrar al norte y establecerse en The Hinterlands donde fundaron la ciudad de Aerie Peak. Allí, encontraron la simbiosis que buscaban con la naturaleza y aprendieron a montar en las asombrosas criaturas voladoras conocidas como grifos.

La Liga de Expedicionarios Editar sección
Artículo principal: Explorers' Guild
La Liga de Expedicionarios o la Hermandad de Exploradores es una organización fundada por enanos que tratan de averiguar los secrets de su pasado y la relación que los unió a los titanes. En busca de artefactos titán y ruinas de toda clase han instalado campamentos y excavaciones por todo Azeroth e incluso Outland. La información que recogen es cuidadosamente analizada y archivada en el Hall of Explorers de Ironforge. El trabajo se divide en función del puesto de cada miembro, bien sea excavando en busca de tesoros, rellenando informes en Ironforge o desarrollando unos horarios de trabajo que la Liga de Expedicionarios distribuye muy eficientemente. A medida que la información recogida aumenta, lo hacen los miembros de la hermandad.

Se tiene constancia que la Liga de Expedicionarios fue fundada poco después de la Tercera Guerra. Los enanos que siguieron a los humanos a Kalimdor para luchar contra la Legión Ardiente descubrieron tras la batalla que su poder había sido creado por fuerzas superiores para dar forma a la tierra.


Brann Bronzebeard, uno de los líderes de la Liga de Expedicionarios.
Las ruinas de Kalimdor revelaron que los primeros enanos habían estado conectados con los titanes. Equipos de exploradores, excavadores y arqueólogos se establecieron rápidamente por todos los rincones del mundo con la intención de investigar sus orígenes al tiempo que se financió la construcción en Ironforge de un lugar para depositar toda la información recogida. Debido a que mucha de la información sobre los titanes se había perdido tras la hibernación de los terráneos tras el Gran Cataclismo, era menester recopilar los datos de las reliquias titán que los creadores dejaron en Azeroth. Todo esto se recogió bajo el nombre del gran 'Misterio de los Hacedores'.
Convertirse en miembro de la liga de expedicionarios no era una tarea fácil. Requería la aplicación de grandes dosis de habiliad a la hora de reconocer menas y hierba así como de cartografía para documentar los descubrimientos. El miembro más experto de la hermandad es Brann Bronzebeard, un explorador enano que ha estado prácticamente en todos los recovecos del mundo y que ha contribuido bastante a documentar el pasado de los enanos.

Los humanos y los gnomos no comparten la misma motivación que sus aliados enanos por conocer sus orígenes pero les prestan ayuda y logística cuando la necesitan. Los expedicionarios no solo descubren información sobre viejas culturas y lugares sino que también descubren minas de oro, algo que la Alianza siempre agradece. Recientememte los humanos se han interesado por las investigaciones de los expedicionarios como consecuencia de los encuentros con los vrykul en Northrend, que podría significar que los humanos directa o indirectamente también provienen de los titanes.


Los enanos actuales se han establecido por todo Azeroth ayudando a sus aliados a derrotar a sus enamigos y a encontrar tesoros. Su talento con el metal han tenido un impacto en su estilo de vida con la construcción de grandes forjas y fundiciones. Los adornos rúnicos con que remachan sus creaciones indica su conexión con los titanes.
Los enanos sirven a toda clase de organizaciones y asociaciones, algunas sirven al bien y otras no. La mayoría de enanos pertenece a la Alianza - esto incluye a los Enanos de Ironforge, los Enanos Wildhammer y los Frostborn. Los primeros son los más numerosos, se encuentran dentro de Ironforge y como soldados en todas las primeras líneas allí donde la Alianza esté luchando. Los Wildhammer son habituales también dentro de la Alianza aunque pasan la mayoría de su tiempo en su hogar en las Tierras Interiores. Los Frostborn han sido los últimos en incorporarse a la Alianza tras encontrar su hogar, Frosthold, en las Cumbres Tormentosas. La Alianza se ha visto afectada por el estilo de vida de los enanos incorporando armas de fuego y catapultas durante las guerras y saboreando la cerveza enana en tiempos de paz. Así mismo los enanos han asumido la guerra dentro de su naturaleza y cultura.

Aquellos que no prestan servicio a la Alianza incluye a los Enanos Dark Iron así como varios miembros de organizaciones como Venture Co, piratas, el Alba Argenta y el Twilight's Hammer.

Apariencia física Editar sección

Aspecto de los Bronzebread, Wildhammer y Dark Iron
Humanoides fornidos y físicamente poderosos, con extremidades cortas con gran masa muscular, con prominencia osea principalmente a nivel del rostro en mejillas, cejas y mentón, narices rechonchas y cara circular. Su color de piel varía del rosado clarísimo, casi blanco, pasando por el cobrizo oscuro, principalmente en los herreros, por el contacto continuo con la forja y terminando en el negro característico de los Dark Iron.
Mientras que los Bronzebeard lucen una piel inmaculada, los Wildhammer adornan su cuerpo con tatuajes tribales, ya que están más en contacto con la naturaleza que los rodea y poseen una cultura más chamanística (recordémos que actualmente son los únicos enanos que se les conoce la clase de chamán). Los Dark Iron poseen una piel oscura, casi negra, y lucen unos característicos ojos rojos y sus cabellos siempre son negros o pelirrojos.

Los enanos masculinos tienden a usar cabellos y barbas largas, signo de distinción entre la raza, con variación de colores entre el negro, el rojo, el amarillo y el naranja, generalmente adornadas en trenzas. Las mujeres también tienden a tener gran masa muscular, aunque en menor medida que los varones, y lucen unas largas melenas adornadas con trenzas y complicados recogidos, aunque también es posible ver algunas enanas con el cabello corto.



He puesto más largo este post porque todos se ríen de la pasión de los enanos por las bebidas alcohólicas.
A pesar de que en su mayoría son alcohólicos son guerreros incluso más valientes que los mismos humanos, además de ser los mejores cazadores a mi parecer.

_________________
Si sabes algo de mí es porque quiero que lo sepas,si me ves es porque quiero que me veas,si me oyes es porque quiero que me oigas...si sangras es porque quiero que mueras...horda...






[img]
avatar
ShadowMiten
Principiante

Mensajes : 230
Puntos : 357
Reputación : 19
Fecha de inscripción : 17/07/2011
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.